25/10/04

Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Informe sobre juicios por jurado

Por Diario Clarín

Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA)
Capital de la República Argentina

Extractos:

La implementación del sistema de juicios por jurados no sería sencilla, habría que determinar por ejemplo qué nivel de educación formal mínima deberían tener los ciudadanos en condiciones de integrar un jurado.

Según la encuesta de la UB, el 87% de los encuestados cree que deberían tener algún tipo de educación formal (secundario 34%, universitario 30,7%, terciario 21,7%). “Los estudios realizados en Estados Unidos indican que los jurados que toman las mejores decisiones son los más educados”, cuenta García Beaudoux.

Por su parte la fundación Poder Ciudadano destaca que lo bueno es que se hable y que el tema esté en discusión. “Sí, es bueno que los ciudadanos participen en la administración de justicia. Pero, por supuesto, hay que estudiarlo muy bien antes de implementarlo. Hay que reglamentarlo a través de una ley. Hay que hacer un buen estudio de factibilidad, de resultados y de costos. Hay que establecer para qué delitos se puede implementar el sistema, y no hay que hacerlo como demagogia”, asegura María Julia Pérez Tort, coordinadora del área Acción por la Justicia de la fundación apartidaria sin fines de lucro.

Los jurados salen del padrón electoral. Los riesgos y las críticas más comunes apuntan a que, al no ser especialistas en derecho, las personas que tienen que decidir puedan ser influenciables. Sobre todo por los medios de comunicación en casos resonantes”, dice el Dr. Dalla Día.

Los estudios hechos hasta el momento muestran que cuando un delito se muestra por televisión se forman rápidamente corrientes de opinión. La gente siente la necesidad de escuchar una condena lo antes posible. El rol de los medios es muy delicado porque éstos generan una impresión de culpabilidad. A veces ni siquiera es un comentario, es una imagen de una persona siendo arrestada.

“Hay dos formas diferentes de tratar esto. Una es “secuestrar al jurado”, significa que se lo aisla para evitar que se contaminen con opiniones. Otro, es “secuestrar a la opinión publica”, quiere decir que los medios pueden informar de cómo sucedió el delito pero no pueden mostrar nada de lo que se va a debatir en el juicio. Una vez que hubo sentencia se puede difundir todo. No es censura es una regla”, explica García Beaudoux, quien investigó el tema para analizar la encuesta del COPUB.

El estudio revela también algunas reticencias de los porteños con el el sistema de juicio por jurados. Más del 66% consideró que no se adapta a la cultura argentina, y que el mayor riesgo es que los miembros no se pongan de acuerdo (87%).

Otro de los temas importantes a debatir, son los costos. El juicio por jurados es un sistema más caro. “Supone pagarles a los miembros del jurado. Y durante lo que dure el juicio, tienen que evitar tomar contacto con otras personas. Esto implica costos de hotelería, darles de comer y brindarles salas especiales de reunión”, cuenta Dalla Día.

Otro de los temas que destacan los encuestados es que el Estado debería dar garantías por posibles represalias (46,7%) que pudieran tomar en su contra los condenados.

Enlace: Versión On Line

Diario Clarín
Por Florencia Gilardón
25 de octubre de 2004

No hay comentarios:

Publicar un comentario